Las franquicias y el pequeño comercio

Jun 25 2018

Las franquicias y el pequeño comercio

Con motivo de la intervención de nuestra Socia Directora María Susana Fernández Iglesias en el programa La Radio es mía, último programa de la temporada, rescatamos parte del contenido de este post del 14 de Mayo donde hablamos del tema que se tocó hoy y que es el de la confusión que se da entre pequeño y gran comercio y la simplificación del concepto de franquicia reduciéndolo a grandes empresas multinacionales.

 

Ya hablamos en alguna ocasión,  hace años, de que la franquicia está siendo vilipendiada de forma un tanto injusta por un determinado sector de la opinión pública que la ve como una consecuencia negativa de la globalización.

 

Sin embargo, en muchas ocasiones, la realidad es bien diferente. En la mayoría de provincias españolas las franquicias que nos encontramos a pie de calle pertenecen a propietarios locales y dan empleo a gente de la zona, exactamente como el comercio “de siempre” ¿Dónde está la diferencia entre estos negocios y los negocios tradicionales? En que los productos y servicios que se ofertan en las franquicias van a ser los mismos en todas partes y eso, lejos de ser un problema, puede ser una ventaja. Es cierto que se unifica y se generalizan servicios, gustos, tendencias… pero a veces, eso puede ser bueno. Los consumidores tienen la seguridad de saber exactamente lo qué van a consumir, su precio y su calidad. También hay una serie de ventajas asociadas como las políticas de descuentos, devoluciones, etc… y los propios comerciantes tienen ventajas asociadas a este modelo de negocio como el respaldo de una marca, las economías de escalas y el apoyo de una central franquiciadora. En definitiva, que como en todo, no hay blancos ni negros, sino muchos tonos de gris y hay que saber ver la parte positiva de este fenómeno que inunda  nuestras calles.

 

Sin embargo, somos también partidarios del comercio local propiamente dicho o  de lo que entendemos de forma generalizada por pequeño comercio. Éste diferencia, dinamiza y enriquece los mercados. Desde CENTRO FRANQUICIAS apostamos por la convivencia de ambos modelos de negocio ideando fórmulas que les permitan convivir en paz y apreciando ambas alternativas por todo lo bueno que aportan. Dicen que en la variedad está el gusto y no tiene porqué ser incompatible disfrutar un día del bocadillo de jamón del Bar Pepe y otro de la hamburguesa del MacDonalds.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

[contact-form-7 404 "Not Found"]