Casos de fracaso de franquicias en España.

Sep 01 2014

Casos de fracaso de franquicias en España.

A la hora de analizar la futura viabilidad de una franquicia es de gran ayuda conocer casos de éxito y de fracaso para poder aprender de los aciertos y de los errores que otros cometieron. Las trayectorias empresariales de empresas que triunfaron o  fracasaron nos sirven de inspiración para diseñar nuestra propia estrategia empresarial.

Dentro del libro La franquicia: tratado práctico y jurídico, se analizan con detalle una serie de casos en los que centrales franquiciadoras fracasaron en el mercado español.

Hoy vamos a analizar someramente el primero de ellos. Se trata de una empresa americana dedicada a la decoración. Debemos situarnos también que dicha empresa comenzó su fracasada expansión en España allá por los años 80.

El concepto en principio era bueno. El franquiciado se dedicaba a la decoración a domicilio. Con la inversión, relativamente baja, se proporcionaba una furgoneta, un muestrario de telas y de productos y tras un curso inicial, se procedía a recorrer domicilios particulares ofertando servicios de interiorismo.

A pesar de su éxito en el mercado norteamericano, en España, para sorpresa de la Central Franquiciadora, no se consiguió ningún franquiciado.

En realidad, no podemos analizar las causas de su fracaso en nuestro país ya que no se llegó a implantar la franquicia como tal pero sí podemos analizar las razones por las que ningún inversor se interesó en el negocio.

Entre otras, podemos considerar estas tres:

–          El hecho de recibir una formación como decorador no convierte a un franquiciado en un buen decorador. El buen gusto ni se enseña ni se aprende.

–           En España no hay tradición de contratar a un decorador. La inmensa mayoría de la población de clase media no recurre  a este tipo de profesionales y entre la clase media-alta y alta, que es donde más se demandan estos servicios, se suele acudir bien a estudios de decoración bien a profesionales del sector con un prestigio consolidado y que suelen captar clientes por el método del boca- oreja.

–          El negocio en la furgoneta no se adapta bien a las ciudades españolas. En Estados Unidos con barrios formados por casas bajas resulta muy cómodo estacionar y ofrecer los servicios a domicilio pero en España donde una gran parte de la población vive en pisos es muy complicado ofrecer los servicios de esta forma.

 

La principal enseñanza que podemos extraer de este supuesto real y que sucedió hace ya unos cuantos años es la necesidad de adaptar el concepto de negocio al mercado local.

Es necesario hacer estudios previos para la implantación de la franquicia y así saber si el negocio va a tener la aceptación esperada. Está dependerá de la coyuntura social-cultural, económica, política, etc…

Por último comentar que si queréis hacer algún apunte al respecto al objeto de completar este post, estaremos encantados de publicar vuestras enriquecedoras aportaciones.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

[contact-form-7 404 "Not Found"]