Casos de fracaso de franquicia en España III

Nov 03 2014

Casos de fracaso de franquicia en España III

Hoy, como en el pasado lunes, analizamos otro caso de fracaso de franquicia en España.

Se trata de comprender en qué fallaron otros y procurar evitar sus errores, en la medida de lo posible.

En el caso de la semana pasada abordábamos el problema de la diversificación. Hoy vamos a estudiar la necesidad de adaptación de una franquicia a la coyuntura de un país. Es un caso bastante similar al primero que inició esta serie (la franquicia de decoración).

Hace unos años un empresario barcelonés introdujo en España una franquicia de dietética y nutrición. En principio era una idea buena por novedosa, no había muchos establecimientos dedicados a este sector más allá de las tradicionales herboristerías,  y se presentó en un momento excelente, ya que se aprovechó el tirón de las Olimpiadas que trajo consigo  un aumento del culto al cuerpo.

La franquicia no exigía excesiva inversión y contaba con el aliciente de que mensualmente el franquiciado sólo tenía que satisfacer un canon mínimo de publicidad.

Los ingresos de la Central Franquiciadora procedían exclusivamente de la venta de productos en las tiendas de franquiciados que básicamente eran distribuidores.

En principio una idea buena que no tardó en irse al traste a pesar del éxito en Estados Unidos ¿Cuáles fueron los problemas? Varios. En primer lugar la legislación española mucho más restrictiva que la americana en la venta de estos productos. En segundo lugar, esta adaptación a la legislación española suponía enormes gastos de homologación de productos, traducción de prospectos, etc… y finalmente, la falta de hábito de consumo del consumidor español de estos productos.

Hoy en día es más habitual que entonces, estamos hablando del año 92, hace ya  la friolera de veintipico años, el consumo sin prescripción de complejos vitamínicos en determinadas ocasiones, el uso de sustancias controladas para mejorar el rendimiento por parte de aficionados al deporte, productos homeopáticos para los estados de ánimo, etc… Sin embargo, en aquel entonces todo esto era un mundo prácticamente desconocido para el particular de a pié.

¿Qué sucedió? Pues que la sociedad española no estaba aún preparada para esta franquicia y que esta no pudo/supo asumir los retos que esta introducción en el mercado le exigía.

Como insistimos en Centro Franquicias es básico realizar un estudio de mercado antes de dar un salto de estas características. Si estás pensando en invertir, ponte en contacto con nosotros y analizaremos todos los parámetros posibles de los que se hará depender el éxito de tu negocio ¡Consúltanos sin compromiso!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

[contact-form-7 404 "Not Found"]